Reducir los tiempos de lanzamiento de un producto o prevenir y controlar las fallas en el proceso productivo es tal vez lo más ansiado por las industrias. Gracias a la tecnología de emulación de Rockwell Automation, hoy es posible de una forma simple.

Un cambio en los mercados, es un cambio en la manera de producir. Aquí es cuando las empresas se ven casi obligados a realizar mejoras, y los avances tecnológicos son la clave para poder lograrlo.

El uso de un sistema virtual que utilice lógica operativa real conectada a PLC ayuda a minimizar los recursos necesarios para llevar una línea de la etapa de diseño a la de producción.

Con un modelo de emulación, se logran dos puntos importantes:

1.-Probar los controles por completo, reduciendo así la variabilidad y el riesgo del proyecto.
2.- Hacer pruebas sin afectar a la ruta crítica de los proyectos, puesto que pueden comenzar tan pronto como se acuerde el diseño y en paralelo a la construcción del sistema.

“Es una gran herramienta de diagnóstico para la resolución de problemas”

Beneficios:

-Es más asequible: Hay más planos en 3D fáciles de obtener, y resulta más fácil crear un modelo propio con un software fácil de utilizar, de arrastrar y colocar.

-Aumentan las esperanzas puestas en el plug and play: existe cierta esperanza de desarrollar líneas de producción que funcionen desde el comienzo.

-Ver para creer: La capacidad de ver el funcionamiento virtual de una máquina en su contexto, con realidad aumentada y gráficos realistas, aumenta las posibilidades de convencer a todos los involucrados.

Te dejamos un video de Emulate 3D en Automation Fair 2019

Si deseas conocer más de esta innovación Ingresa aquí

CONTÁCTANOS

*Fuente: Rockwell Automation